sábado, 30 de junio de 2007

Octava Cruzada

La octava cruzada fue organizada por Luís IX, rey de Francia, en 1270. La octava cruzada es a veces contada como la sétima, si se cuenta la quinta y sexta de Federico II como una. La novena es a veces contada como parte de la octava.

Luís nota los eventos en Siria, donde el sultán Baybar estaba atacando los restantes estados cruzados. Baybar había tomado la oportunidad después de la guerra entre Venecia y Génova (1256-1260) que descuidaron los puertos sirios que ellas controlaban. Para el año 1265 Baybar había captura Nazareth, Haifa y otros cuidades. Hugo III de Chipre, rey nominal de Jerusalén desembarco en Acre para defender la ciudad, mientras Baybar marchaba al norte, a Armenia que estaba en esa época en manos de los mongoles.

Estos eventos llevaron a Luís a declarar una nueva cruzada en 1267, aunque esta vez hubo poca ayuda. Luís fue convencido por su hermano Carlos de Anjou para atacar Túnez primero, lo cual les daría una buena base para atacar Egipto.

En 1270 Luís desembarco en la costa de África del norte en julio, una época mala para el desembarco, el ejercito estaba enfermo de desinteria y en el 25 de agosto Luís murió de esta enfermedad. Sus ultima palabra fue “Jerusalén”. Carlos nombro a su hijo Felipe III como nuevo rey pero debido a su edad Carlos dirigió la cruzada.

La enfermedad hizo que se desistiera en el ataque a Túnez y fue abandonado el 30 de octubre con un acuerdo con el sultán. Con este acuerdo los cristianos podrían comercializar con Túnez y la residencia de monjes y sacerdotes se permitiría. Carlos se alió con el príncipe Eduardo de Inglaterra, quien había llegado. Eduardo continuo su ataque hacia Acre, fue el ultimo cruzado en Siria. Esta seria llamada la novena cruzada.